Prensa Agrotime: La transformación del néctar en miel comienza mientras que las abejas completan su carga de néctar en el campo y termina dentro de la colmena cuando la miel es operculada. Los apicultores asiáticos con frecuencia cosechan miel inmadura. Este sistema de producción hace necesaria la existencia de «fábricas de miel» que filtran, eventualmente diluyen, eliminan residuos, y deshumidifican el producto. El proceso de secado y maduración de la miel ocurre parcialmente en fábricas en vez de ocurrir en su totalidad dentro de la colmena.

Métodos para la determinación de la calidad de la miel

En términos generales, para determinar la calidad de la miel, según Missio et (2016), se tienen en cuenta las propiedades sensoriales y fisicoquímicas, con lo que se establece el color y la cantidad mínima o máxima relacionada con los parámetros de madurez, pureza y deterioro de las mieles.

Determinantes fisicoquímicos de la calidad de la miel pureza

Se analiza el contenido de cenizas, la conductividad eléctrica y los sólidos insolubles en agua. El contenido de humedad es una de las características más importantes, pues influye en propiedades físicas de la miel como la viscosidad y la cristalización y en otros parámetros como el color, el sabor, la gravedad específica, la solubilidad y la conservación.

Las pruebas para determinar la cantidad de ceniza permiten estimar el contenido mineral presente en la miel, que puede ser un indicador de contaminación ambiental. Por otra parte, la conductividad eléctrica de la miel está relacionada con el contenido de cenizas y la acidez, lo que revela la presencia de iones, ácidos orgánicos y proteínas. Tanto el color como el sabor y el origen geográfico dependen del tipo de suelo en el que crecen las flores de las cuales se recolecta el néctar.

Un color oscuro en la miel puede desarrollarse durante el almacenamiento y también puede estar relacionado con la temperatura de almacenamiento o la composición de la miel.

Conoce algunas razones por las cuales se requiere  innovar en la producción de mieles

Debemos mencionar en primer lugar decreciente población y mortalidad de los enjambres como consecuencia de  varios factores como: Varroa y otras enfermedades (varroosis, virosis o nosemosis). Estos parásitos  son habituales en las abejas pero en la últimas décadas su número ha aumentado tanto y no se ha encontrado un tratamiento efectivo, se ha convertido en el enemigo número 1 del apicultor y por supuesto de las abejas.

 

Como segundo factor los Agroquímicos y pesticidas en la agricultura. Abejas y plantas conviven en un mismo hábitat. Por cuanto el abuso en los pesticidas incide en la mortalidad y bajo rendimiento de las abejas que entran en contacto con estos productos de origen humano.

Así mismo existe otro factor de riesgo como la supervivencia y resulta que la introducción Avispa asiática (Vespa velutina) En el territorio español, actúa como depredador de las abejas comunes supone ya un problema de primer nivel en el norte de la península de este país.

 

Otros factores menos cuantificables como el cambio climático, la contaminación, la pérdida y fragmentación de hábitats; y el mal uso de algunas técnicas en la apicultura serían causas directas en la desaparición de las abejas a nivel global.

 

Que cambios que se necesitan para innovar la producción de las Mieles

Tratamientos para las enfermedades comunes de las abejas. Las principales empresas químicas a nivel mundial ofrecen productos para estos tratamientos. Aun sin ser totalmente efectivos, se encuentran con escasa “competencia” en tratamientos caseros o ecológicos.

Desarrollo del enjambre en la colmena. Los modelos de colmena actuales (para explotación) son basados en diseños del siglo XIX. La búsqueda de enjambres de mayor tamaño (mayor producción) o más resistentes a depredadores y enfermedades serían objeto de mejora.

Mecánica agrícola. La adopción de las nuevas tecnologías en este entorno aún tiene margen para conseguir cambios en un entorno donde no se suelen hacer grandes inversiones.

Son difíciles de encontrar aportaciones públicas en investigación e innovación. El carácter propio de la actividad llevada a cabo principalmente por empresas pequeñas hace difícil la agrupación del sector en torno a un Centro Tecnológico, salvo excepciones a nivel autonómico sin duda se requieren avances inmediatos en este sector de vital importancia para el sector apícola.

Fuente: Jesús Mosquera Foto: Archivo

Fecha

Hora

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Reportajes Notas Corporativas

Manzanas: la fruta más popular en todo el mundo

Se denomina fruta a aquellos frutos comestibles obtenidos de plantas cultivadas o silvestres que, por su sabor generalmente dulce-acidulado, su aroma intenso y agradable y sus propiedades