Nestlé lanza un nuevo producto destinado a los consumidores veganos y vegetarianos, así como a los que quieren reducir el consumo de carne. Se trata de la PB Triple Play, hamburguesa completa elaborada con ingredientes 100% vegetales, buscando imitar a la carne tradicional en aroma, sabor y textura, con una alternativa vegana al queso cheddar que se funde con el calor y tiene una textura muy similar a la versión tradicional, e incluso con franjas de «bacon» vegano que imita las características de cocción del mismo.

En los años 80, el mundo consumía alrededor de 200 millones de toneladas de proteína (incluyendo carne y pescado). En 2020, la FAO estima que superaremos los 600 millones y, para 2050, la cifra ascenderá hasta las 1000 millones de toneladas. Un incremento exponencial, motivado no sólo por el aumento poblacional que ha experimentado el globo, sino también por la incorporación de más países a dietas ricas en proteínas. Por tanto hoy dia se han desarrollados nuevas formas que buscar copiar a la carne.

Este año la multinacional suiza ha lanzado otros alimentos vegetales alternativos que se suman a otros productos tales como la «carne picada» vegetal Garden Gourmet Incredible Mince, o la hamburguesa 100% vegetal The Garden Gourmet Incredible Burger. La nueva hamburguesa completa es el tercer producto 100% vegetal de este año, pero probablemente existan planes para lanzar otros alimentos veganos que imiten las características de los alimentos de origen animal.

Elaborados con materias primas vegetales.

Nestlé busca competir con Beyond Meat con éste y otros lanzamientos tales como lasaña, albóndigas, nuggets y otros productos elaborados con materias primas vegetales. Volviendo a la hamburguesa completa PB Triple Play, Nestlé comenta que las alternativas veganas al queso y el bacon se han desarrollado utilizando una combinación de ingredientes naturales como proteínas, fibras y aceites de origen vegetal, aunque no especifican los tipos.

Es necesario destacar que la PB Triple Play tiene un contenido más bajo en grasas, sin colesterol y con un mayor contenido en fibra, en comparación con una hamburguesa tradicional con queso y bacon. Asimismo la firma destaca que como el resto de productos que ofrece y que están elaborados con ingredientes 100% vegetales, también tiene una menor huella medioambiental. En la mesa de dentro de una década convivirán las carnes al uso, las fabricadas a base de vegetales y las ‘cultivadas’. Estas últimas son la gran esperanza del sector, al ser indistinguibles de las actuales

Los queridos vegetales

La primera propuesta es ya una realidad. Nombres como Beyond Meat (que imita principalmente productos de ternera y pollo, con acuerdos comerciales con KFC y Subway) o Imposible Foods (estrella del pasado CES de Las Vegas con sus albóndigas sin cerdo, fabricadas con una proteína derivadas de las raíces de soja) son ya bien conocidos por el público. Pero hay muchas más marcas involucradas en este incipiente mercado, como Impossible Sausage (que trabaja con Burger King en EEUU) e incluso los colosos de la alimentación han empezado a lanzar sus propias carnes a base de vegetales. Sin ir más lejos, Kellogg’s y la Nestlé ya ofrecen gamas completas de productos cárnicos sin carne. E incluso contamos ya con algunas propuestas patrias, como la catalana Heura o la archiconocida compañía de charcutería Noel.

Ya es posible cultivar tejido muscular de animales fuera de él, sin sacrificio

En todos esos casos, la norma es la misma: procesar diferentes proteínas vegetales hasta conseguir un sabor y una textura similar a la de la carne que conocemos. El proceso técnico detrás de esta innovación no es novedoso ni disruptivo: el reto está en conseguir ese toque perfecto. Además, el alto grado de procesamiento que requiere fabricar estos productos ha suscitado críticas entre parte de la comunidad médica al poderse confundir con un producto netamente saludable, cuando en muchos casos incluyen aditivos de toda índole para darle sabor y consistencia.

Sin matar al animal

Precisamente la imposibilidad de conseguir el mismo sabor y textura es el punto débil de estas alternativas a base de vegetales. Y, al mismo tiempo, la oportunidad para de construir algo distinto: una carne de verdad, pero producida fuera del animal. Es lo que se conoce como carne cultivada y, popularmente, como carne sintética o carne de laboratorio; términos ambos que no se corresponden con la realidad. Hablamos de un proceso de ingeniería de tejidos, muy conocido ya en el sector  biomédico, por el que se extraen células de músculos de un animal y se reproducen en un entorno controlado (alimentando esas células a base de productos de origen vegetal a una temperatura de unos 36º). El resultado son tejidos animales, exactamente iguales a los que conocemos en la actualidad, ricos en proteínas naturales de alto valor nutricional con aminoácidos y sin grasa alguna.

Sin embargo, la formación del consumidor, es una de las grandes barreras que afronta esta nueva técnica de producir carne sin matar al animal, junto con los retos propios de escalar esta técnica del laboratorio a la industria o el proceso regulatorio a seguir con un avance nunca antes visto. «La normativa europea es favorable a la carne cultivada pero, como es la primera vez que se hace, el proceso de garantizar que sea seguro para el consumidor -que lleva normalmente 18 meses y se puede alargar y requerir de estudios adicionales»

Biotech Foods no está sola en esta aventura; La norteamericana Memphis Meat, participada por Bill Gates o Sundar Pichai, o la europea Mora Meat son otras propuestas de carne cultivada que también están a la espera de comercializar sus productos cárnicos de nuevo. Una revolución en la mesa que, sin embargo, aún tendrá que esperar hasta 2021 o 2022 para ser una realidad palpable.

Fecha

Hora

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
General

La ecoproducción de huevos

Tanto la producción de huevos como la de carne de cerdo por años se han consolidado bajo  sistemas intensivos en jaulas o galpones cada vez

Reportajes Agro Inversión

Cría de cabras: Rentable sin tener que asumir altos costos

La caprinocultura es tan variada y flexible que además de ser una actividad que se puede desarrollar en cualquier clima, es rentable incluso con un solo animal pues no se requiere de una inversión c

Reportajes Agro Inversión

Como obtener dinero a partir de la cunicultura

Está comprobado que el negocio de crianza de conejos produce buenas ganancias. En los últimos años, el consumo de carne de conejo ha aumentado considerablemente, asegurando