Es un método pesquero consistente en hacer detonar explosivos para aturdir o matar cardúmenes y peces para facilitar su captura, este un tipo de pesca ilegal y puede ser extremadamente destructiva para los ecosistemas marinos, ya que suele devastar el hábitat oceánico tal es el caso de los arrecifes de coral. Aun estando prohibida esta práctica, se mantiene extendida por el Sudeste asiático, así como en el mar Egeo y la costa de África sus inicios  datan desde antes de la Primera Guerra Mundial donde los ejércitos europeos introdujeron la pesca con dinamita como un método para conseguir comida fresca y rápida.

Las ondas de choque submarinas causadas por las explosiones producen la ruptura de la vejiga natatoria de los peces, confundiéndolos, por tanto un pequeño número de peces flotan a la superficie, pero la mayoría se hunde en el fondo del mar; Matando indiscriminadamente un gran número de organismos marinos también se ven afectados, huevos de distintas especies, larvas, crías, tortugas, aves, pingüinos, lobos marinos, nutrias y delfines, estas especies no solo se ven perturbadas directamente, sino que indirectamente la explosión causa grandes daños en los ecosistemas donde habitan, como la alimentación y reproducción, debido a este conjunto de daños se genera una gran dificultad para la recuperación de las especies amenazadas.

Sustancias detonantes empleadas en la pesca

La dinamita comercial o más comúnmente las bombas de fabricación casera son elaboradas usando una botella de vidrio con nitrato de potasio en polvo y guijarros, o en su defecto mezclando nitrato de amonio con querosén, en promedio, una bomba de 1 kg, del tamaño de una botella de cerveza, puede dejar un cráter de aproximadamente 1 a 2 metros de diámetro, matando del 50 al 80 por ciento del coral en esa área.  Cuando se realizan explosiones en sectores de poca profundidad se destruye la superficie, ocasionando que algunas especies sobrevivientes tengan que desplazarse a otras regiones, convirtiéndolas en especies invasoras, alterando el orden del ecosistema.

Además de afectar los animales marinos, se ve afectada la economía en mayormente en las empresas pesqueras o pequeños pescadores quienes si realizan la pesca de una manera responsable debido a la reducción de especies comerciales como: peces, moluscos, crustáceos, equinodermos, que son indispensables para la alimentación de los seres humanos. también vale resaltar que en sitios turísticos que dependen de la biodiversidad del ecosistema se pueden ver afectados económicamente, debido a que por la falta de biodiversidad  la gente puede que no le llame la atención visitar estos sitios turísticos y simplemente marcharse a otros lugares. De igual forma el ser humano está expuesto en el momento de la manipulación del explosivo a quemaduras, mutilaciones como la pérdida de extremidades, incendios de las naves, o la muerte.

Tanzania es un país africano donde los pescadores utilizan bombas caseras para aumentar las capturas.

La pesca con explosivos inició en Tanzania en la década de 1960 y fue proscrita en el año 1970 y acreditada por la leyes del país africano. Al igual que yo se preguntaran porque los pescadores pobres de ese país usan explosivos, ilegalmente, para matar cientos de peces en cuestión de segundos. La razón de ser responde a intereses comerciales y mercantilista ya que para este país suele ser más barata y mucho más productiva la pesca con explosivos que los métodos tradicionales, como las trampas de canasto y la pesca con anzuelo; El estallido de una bomba rompe el curso natatorio de los peces y  lo que obliga a los aturdidos peces salir a la superficie, es aquí donde los pescadores tienen preparadas sus redes para recoger las abusivas cantidades de pescado.

«Acabar con esta pesca es cada vez más difícil porque se trata de algo ilegal, un mercado negro que continúa operando por la demanda de pescado de la población, dependiente de ese recurso y en consecuencia se hace muy difícil estimar la abundancia de recursos  pesqueros sostenibles”.  Señalo para la agencia internacional de noticias EFE el experto Johannes Dirk Kotze, del grupo Stop Illegal Fishing («Paremos la Pesca Ilegal»).

Las consecuencias de esta modalidad de pesca alcanzan diversos aspectos.  Por un lado, convierten al mar en un lugar muy inseguro, donde cualquiera  puede explotar si se encuentra en el lugar de la detonación. Esto afecta directamente al turismo, lo que en consecuencia golpea la economía. Además, los pescadores artesanales dejan de entrar a alta mar por el riesgo de ser dañados con los explosivos o de no encontrar nada que pescar. Finalmente, destruye el habitad de estos animales, lo cual a la larga lleva a la escasez.

Fecha

Hora

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
TURISMO

Maldivas ofrecerá turismo de vacunas

El ministro de Turismo de Maldivas, Abdulla Mausoom declaró al canal estadounidense CNBC, que prevé reactivar el turismo ofreciendo a los visitantes la vacunación contra la Covid-19

Agroclasificados

Solicitamos personal obrero

Enviar los interesados su Curriculum Vitae al correo: urveducr@hotmail.com o llamar al Cel. +57 9990087014