Prensa Agrotime: La apicultura es la actividad dedicada a la crianza de las abejas y al cuidado de ellas, para poder obtener luego los productos que elaboran. Esta actividad requiere de ciertas herramientas de trabajo específicas que le permiten al apicultor manipular las abejas sin ningún tipo de peligro.

Las abejas se caracterizan por defender su nido o colmena con cierta coraje y valentía, por eso pican si se sienten atacadas. Como el apicultor debe estar en contacto diario con las abejas, es fundamental que utilice un equipo y un traje especial que lo proteja de las posibles picaduras. A continuación veremos cómo se protegen quienes se ocupan de cuidar a nuestras preciadas abejas: En concreto conoceremos del equipo básico que utilizan para realizar su tarea diaria en las colmenas.

La función de las herramientas de apicultura

Aunque existen distintos tipos de trajes, herramientas y equipos para encargarse de las abejas hoy les daremos a conocer el equipo básico, principalmente éste está compuesto de un traje de protección con una careta o un velo, el overol, guantes, botas, el ahumador, la espátula o cuña y el cepillo de desabejar. Un equipo súper completo para protegerse de la mejor manera de las abejas.

El velo

El Velo es una herramienta de seguridad que protege la cara y el cuello del apicultor de las picaduras de las abejas. Las abejas están usando dióxido de carbono y  la distinción de contrastes de la cara  (como ojos/ boca/nariz de la cara, pelo de la cabeza) para focalizar  y atacar.  Existen muchos tipos de velos, sin embargo debemos seleccionar aquellos que se mantienen fuera del contacto de la cara.

El sombrero, duro o una gorra, es un complemento del velo y evita que a las abejas se introduzcan en el cabello. Necesitamos una visibilidad clara, mantenerlo lejos de la cara, bien ventilado y que ofrezcan seguridad.

El overol

Es un vestido de una sola pieza, es decir que el pantalón y la camisa van unidos. A las abejas les molesta la ropa de color rojo negro o verde oscuro. En cambio la ropa blanca no les molesta. La ropa debe ser de algodón porque no molesta a las abejas tanto como la lana o cuero. Los olores de los animales que quedan en el cuero o lana irritan a las abejas.

Los guantes:

Tienen que ser de cuero liso y suave. Estos sirven para protegerse las manos. Igual que otro equipos los guantes deben lavarse cada vez que estén sucios y guardados secos, colgados o  bien doblados.

Las botas:

Las abejas suelen picar los pies. Para evitarlo se usan botas o zapatos altos. Esto les ayuda a protegerse los pies. No es recomendable usa zapatos deportivos a de telas suaves. También se pueden usar botas de goma.

 

El ahumador:

Le permite al apicultor arrojar humo sobre la colmena, lo cual adormece a las abejas. Se compone de un cilindro con paños a los que se les prende fuego, generando el humo que sale por el pico del ahumador. Lo más común para prender el ahumador es utilizar materiales naturales como viruta, cartón, hojas o madera seca, entre otros, evitando así usar hidrocarburos que pueden llegar a irritar a las abejas y contaminar el producto.

El ahumador es un elemento de seguridad para evitar picaduras (además del uso de vestuario adecuado). Sin embargo, también representa un peligro medioambiental susceptible de causar incendios forestales. Por tanto, dicho adminículo deberá portarse en un recipiente metálico con un mecanismo hermético que facilite su extinción de­finitiva una vez concluida la actividad.

La espátula o cuña

Consiste en una pieza de acero inoxidable, con filo en uno de sus extremos que permite levantar y separar las diferentes partes de la colmena. Asimismo, el otro extremo de la espátula también sirve porque tiene forma redondeada lo cual le permite al apicultor raspar la cera que está pegada a las paredes del cajón.

El cepillo

Este utensilio se caracteriza por tener pelos largos, finos y suaves; puesto que su función es la de desabejar o sacar las abejas que se quedan en ambos lados de los panales o en otros sitios inadecuados. Estas han sido las principales herramientas de trabajo del apicultor.

Documentación preventiva

Todo responsable de la explotación apícola deberá contar con la documentación necesaria en materia de seguridad y salud, así como la correspondiente a los trabajadores que participan en la actividad, cumpliendo la legislación vigente en materia de prevención de riesgos laborales y coordinación de actividades empresariales.

Dicha documentación estará a disposición de la autoridad laboral competente, en caso necesario, u organismos so­ciales que así lo requieran. Los trabajadores de las explotaciones apícolas deberán conocer los riesgos propios del desarrollo de sus tareas diarias en su centro de trabajo y las medidas de prevención frente a los mismos, así como las medidas de emergencia.

Toda esta información, en cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales deberá quedar recogida en la Evaluación de Riesgos de la actividad, siendo de obligado cumplimiento para toda persona vinculada laboralmente a la explotación apícola.

Fuente: Jesús Mosquera Foto: Archivo

Fecha

Hora

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Reportajes Notas Corporativas

Manzanas: la fruta más popular en todo el mundo

Se denomina fruta a aquellos frutos comestibles obtenidos de plantas cultivadas o silvestres que, por su sabor generalmente dulce-acidulado, su aroma intenso y agradable y sus propiedades