La energía eólica es la energía obtenida del viento. Es uno de los recursos energéticos más antiguos explotados por el ser humano siendo la energía más madura y eficiente de todas las energías renovables. El término “eólico” proviene del latín “aeolicus”, perteneciente o relativo a Eolo, Dios de los vientos en la mitología griega. ¿Cómo funciona la energía eólica? La energía eólica consiste en convertir la energía que produce el movimiento de las palas de un aerogenerador impulsadas por el viento en energía eléctrica.

Beneficios de la energía eólica

La energía eólica es una fuente de energía renovable, no contamina, es inagotable y reduce el uso de combustibles fósiles, origen de las emisiones de efecto invernadero que causan el calentamiento global. Además, la energía eólica es una energía autóctona, disponible en la práctica totalidad del planeta, lo que contribuye a reducir las importaciones energéticas y a crear riqueza y empleo de forma local. Por todo ello, la producción de electricidad mediante energía eólica y su uso de forma eficiente contribuyen al desarrollo sostenible.

De todas estas ventajas, es importante destacar que la energía eólica no emite sustancias tóxicas ni contaminantes del aire, que pueden ser muy perjudiciales para el medio ambiente y el ser humano. Las sustancias tóxicas pueden acidificar los ecosistemas terrestres y acuáticos, y corroer edificios. Los contaminantes de aire pueden desencadenar enfermedades del corazón, cáncer y enfermedades respiratorias como el asma.

La energía eólica no genera residuos ni contaminación del agua, un factor importantísimo teniendo en cuenta la escasez de agua. A diferencia de los combustibles fósiles y las centrales nucleares, la energía eólica tiene una de las huellas de consumo de agua más bajas, lo que la convierte en clave para la preservación de los recursos hídricos.

Resumen de beneficios de la energía eólica

  • Energía que se renueva
  • Inagotable
  • No contaminante
  • Reduce el uso de combustibles fósiles
  • Reduce las importaciones energéticas
  • Genera riqueza y empleo local
  • Contribuye al desarrollo sostenible

La energía en el mundo rural en desarrollo

El desarrollo energético del ámbito rural ha de ser considerado como un proceso integrante del desarrollo rural global, tendente a mejorar las condiciones de vida y la productividad de grandes grupos de población, afectados, en general, de un elevado índice de pobreza. Ello es debido a que el uso de la energía está asociado al parámetro básico de la subsistencia: la alimentación. Todas las etapas de la producción de alimentos requieren aportes energéticos de diversa índole: preparación del terreno, plantación, riego, abono, recolección, transporte, procesado, conservación. Pero también es cierto que cualquier aumento en la calidad de vida, por muy pequeño que sea, también está ligado a un mayor consumo energético. Por tanto, existen dos grandes retos respecto al desarrollo energético de las áreas rurales de los países en desarrollo: Satisfacer las necesidades energéticas básicas relativas a la subsistencia y proporcionar el aporte energético necesario para lograr un avance efectivo de la calidad de vida.

En efecto, el desarrollo energético de las comunidades rurales podría permitir, al mismo tiempo que cubre las necesidades básicas de subsistencia: Aumentar la productividad del trabajo, proporcionar servicios esenciales como agua potable, iluminación y conservación de alimentos, mejorar las condiciones sanitarias, incrementando la salubridad de las viviendas y de las condiciones de trabajo, conservar recursos naturales y recuperar aquéllos que se hayan degradado, aplicando tecnologías más eficientes

La importancia de la energía eólica

Actualmente, la buena parte de la energía que necesitamos se adquiere de los recursos naturales como carbón, petróleo y gas natural. La necesidad de energía, que se incrementa paulatinamente, hace que se reduzcan estos recursos naturales en cantidades limitadas. El uso en las mismas proporciones de los recursos naturales significará su desaparición total en el futuro inmediato. La situación aumentó la importancia de los recursos de energía sin límite y renovables. Lo que hace importantes a los recursos de energía renovables es que son limpios. Los combustibles de fósil como petróleo y carbón desatan la contaminación ecológica exhalando gases nocivos.

Esta contaminación, que ha llegado a una magnitud irrechazable en el día de hoy, amenaza el futuro de nuestra Tierra. El método más eficiente de luchar contra ello es usar los recursos renovables. Los recursos como viento y olas, que suministran energía sin límite, no hacen ningún daño a la naturaleza. La energía eólica está siendo usada en muchas áreas desde hace miles de años. A lo largo de la historia, el viento era usado para moler el trigo y en los barcos de velo. En el tiempo presente, la energía eólica es usada para producir electricidad.

Las turbinas de viento, que se instalan en los lugares de alta fertilidad eólica como franjas litorales, alta mar y valles, convierten la energía cinética en la electricidad. Este método, que no tiene un coste adicional de materia prima, asegura electricidad de una manera barata y limpia. Las turbinas eólicas, que se pueden fabricar en diversos tamaños, son adecuadas para los usos regionales e individuales. En los lugares, donde trasladar la electricidad es difícil y costoso, la electricidad es obtenida por medio de las turbinas.

Fecha

Hora

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Reportajes Notas Corporativas

Manzanas: la fruta más popular en todo el mundo

Se denomina fruta a aquellos frutos comestibles obtenidos de plantas cultivadas o silvestres que, por su sabor generalmente dulce-acidulado, su aroma intenso y agradable y sus propiedades