Los camellos viven en África y Asia y la mayoría de las veces son criados por nómadas. Existen dos especies de camellos: los camellos árabes de una joroba o dromedarios (Camelus dromedarius) o camellos de las llanuras; y los camellos bactrianos de dos jorobas (Camelus bactrianus) o camellos de las montañas. Los camellos se crían por su leche, carne, fibras (lana y pelo) y para el transporte y otras labores; sus excrementos se utilizan como combustible.

La leche suele ser el producto más importante del camello

Se reconoce cada vez más el valor y los beneficios que aportan los camellos por su leche, carne y fibras. Los productos lácteos de los camellos pueden no solo proporcionar más alimentos a los habitantes de las zonas áridas y semiáridas, sino también constituir una abundante fuente de ingresos para los pastores nómadas.

Como por lo general la leche de camella se produce en sistemas con un bajo nivel de insumos y de producción, cinco litros por día se considera un rendimiento aceptable

Las camellas alcanzan su mayor rendimiento en el segundo o tercer mes de lactancia y producen leche en un período que oscila entre los ocho y los 18 meses. El rendimiento lechero diario durante la estación húmeda suele ser el doble del de la estación seca. La curva de lactancia de las camellas lecheras es similar a la del ganado vacuno lechero, pero las camellas tienen una lactancia más persistente. Los camellos árabes generalmente tiene un rendimiento lechero mucho mayor que los camellos bactrianos y se utilizan cada vez más en sistemas intensivos de producción de leche.

La carne de camello, manjar en los países del golfo Pérsico

La carne de camello está muy extendida en la cocina árabe (más precisamente, musulmana): “Sunnah” prohíbe comer carne de burro, pero permite la carne de camello. En términos de valor nutricional y sabor, la carne de camello no es inferior a carne de res, y los más valiosos son los cadáveres de individuos jóvenes y bien alimentados. Se fríe, se cuece y se hierve en trozos grandes y pequeños, y esta carne se hierve y se fríe rápidamente.

Para cocinar, la carne de camello se coloca en agua caliente y se mantiene a fuego lento durante tres o cuatro horas. Para la fritura gruesa, lo mejor es utilizar el lomo y el borde fino de los animales jóvenes. Para freír en trozos pequeños (azul, gulash, stroganoff de ternera), la carne debe marinarse primero en vinagre durante dos o tres horas: se volverá más suave y el sabor será mejor.

La carne de camello es un producto dietético, ya que no contiene capas internas de grasa. Pero la capa de grasa en su forma pura está contenida en joroba manteca de cerdo: se recalenta y se usa en la cocina (y no solo), y en aquellos países donde los camellos son comunes, esta grasa se valora más que cordero y carne de res.

Producción de crías de camello

Generalmente una camella pare una cría cada dos años. Ello significa que durante su vida la camella produce 8 crías, lo que es un índice de reproducción muy bajo. Además de ello, muchas crías de camellos mueren antes o al poco tiempo de nacer, porque: La madre no se alimentó bien durante su gestación, también, Algunos propietarios de camellos no dejan que las crías tomen el calostro. Y muy comúnmente los padres de la cría eran parientes, a veces incluso hermanos. Esto se denomina endogamia y da lugar a la producción de crías muertas o débiles en todo tipo de animales. Debe llevar un registro de los machos reproductores para evitar que ocurra esto.

Encelamiento del camello macho

El camello macho madura y es apto para la reproducción a los 6 años. Hay una época de encelamiento (periodo de celo) en la que tiene lugar el apareamiento. El periodo de reproducción depende de la disponibilidad de pastos, de la lluvia y del frío, y varía de una región a otra. En la época de apareamiento, tanto los camellos machos como las hembras se muestran nerviosos y son difíciles de manejar. Durante la época de apareamiento el camello macho se encela. Los síntomas de encelamiento son:

  • La zona posterior del techo de la boca se proyecta fuera de ésta como una bola rosa (esto sólo ocurre en camellos de una joroba o dromedarios).
  • Los testículos aumentan de tamaño.
  • Las glándulas del cuello, situadas detrás de la cabeza empiezan a segregar una materia marrón maloliente.
  • Separa sus patas posteriores y utilizando la cola como aspersor las rocía con orina.

Cuando se encelan los machos son difíciles de manejar y resultan peligrosos. Pueden atacar a otros animales y también a las personas. Algunos animales, especialmente los machos viejos están constantemente encelados y constituyen un auténtico problema. Tales animales deberían castrarse, y los otros machos que no se necesiten para la reproducción deberán castrarse a una edad joven. Su veterinario le informará como castrar estos animales.

Celo (estro o calores) de los camellos

La hembra entra en celo por primera vez cuando tiene 3-4 años de edad. Los camellos se reproducen hasta los 20-30 años. Durante el periodo de celo, la hembra muestra deseos de apareamiento unos 3-4 días. Si no queda preñada entra en celo cada 28 días, con 5 períodos de celo en toda la época de apareamiento. Los síntomas de celo en la camella son: Se muestra inquieta y se separa de los demás animales. Esparce la orina con la cola. La vulva aparece húmeda e inflamada.

Apareamiento o cubrición

El macho se aparea con la hembra cuando ésta se encuentra tumbada sobre sus cuatro patas. La cubrición o apareamiento dura de 10 a 20 minutos. Es conveniente ayudar a los machos jóvenes, sin experiencia, a penetrar las hembras. Corrientemente un macho cubre 5-7 hembras, aunque los machos buenos cubren un número mayor, pudiendo llegar a las 70 hembras en una temporada. En un día, un buen macho puede aparearse de 2 a 3 veces hasta con 3 hembras.

Preñez (gestación)

Cuando una camella queda preñada huirá de cualquier macho que se le acerque. Después de 3-4 meses de preñez o más su veterinario oficial podrá comprobarlo examinando internamente a la hembra. La gestación dura 390 días en los dromedarios y 406 en los camellos de dos jorobas.

Si se dispone de pienso suficiente, el camello joven puede separarse de su madre a las 6 semanas con lo que puede cubrirse de nuevo para tener otra cría en el año siguiente. Sin embargo, la productividad es baja en la mayoría de los camellos, que normalmente sólo tienen una cría cada 2 años.

El parto de las camellas

Los síntomas de que el parto es inminente en la camella son iguales que en los demás rumiantes. El animal está nervioso, se separa de los demás y tiene la vulva inflamada. El parto comienza con la aparición de la bolsa del agua seguida de las dos patas anteriores y la cabeza.

Autor: Lcdo. Jesús Mosquera

Fecha

Hora

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Reportajes Notas Corporativas

Manzanas: la fruta más popular en todo el mundo

Se denomina fruta a aquellos frutos comestibles obtenidos de plantas cultivadas o silvestres que, por su sabor generalmente dulce-acidulado, su aroma intenso y agradable y sus propiedades