La apicultura es una actividad milenaria que consiste  en dedicar esfuerzo para la cría de abejas con la finalidad de obtener los productos que son capaces de elaborar y recolectar, siendo en este sentido su principal fuente el desempeño natural de estas especies, cuyo organismo vivo se ha visto duramente amenazado en los últimos años. Las abejas melíferas proporcionan una amplia variedad de beneficios a los seres humanos gracias a la miel y otros productos apícolas, a la polinización de los cultivos alimentarios y a servicios ecológicos. La apicultura se practica en todo el mundo y logra constituir de una manera organizada y planificada una valiosa fuente de ingresos para la población en regiones en desarrollo, con una inversión relativamente baja.

 

No obstante, la apicultura global enfrenta en la actualidad diversos desafíos que pueden afectar a la salud y a la supervivencia de la colonia. Las principales amenazas provienen a nivel ambiental por distintos factores siendo en su mayoría producto de la actividad humana que generado un alarmante cambio climático. Otros desafíos de la apicultura son de índole económico y social como lo es la competencia de otros ingredientes alternativos más baratos, el marco normativo y legal para su práctica y las limitaciones técnicas y falta de conocimiento sobre la misma.

 

A nivel ambiental se está enfrentando enormes retos este sector debido al deterioro de los ecosistemas por las actividades humanas, pérdida de flora, fauna, biodiversidad, bosques nativos, fuentes hídricas, entre otros. Los avances de la urbanización, las deforestaciones y talas indiscriminadas, el desarrollo de los monocultivos intensivos, el uso de agroquímicos y de organismos genéticamente modificados están alterando los ecosistemas, poniendo en riesgo la vida de las abejas. Por otro lado frente al cambio climático, uno de los efectos más visibles para los apicultores son los cambios en los regímenes de las lluvias: éstas ya no coinciden con las épocas de floración, causando una caída sustancial de la producción de miel. Si los productores no responden con un adecuado manejo para enfrentar las sequías, hay alta probabilidad de que las colonias enjambren, pudiendo llevar a la pérdida total del capital invertido. Además, se están viviendo: una generalizada disminución de la población por las variaciones en las temperaturas; el aumento de humedad en la miel por la falta de abejas, el aumento de plagas y enfermedades, así como un cambio generalizado en el comportamiento de las abejas mismas.

 

En consecuencia muchos productores no logra responder o enfrentar a las dificultades que presenta el clima cambiando de cultivos, utilizando mayor cantidad de agroquímicos o dedicándose a la ganadería, lo cual significa deforestación y pérdida de vegetación. Estas elecciones son altamente negativas para la floración de muchas especies silvestres altamente melíferas y poliníferas, tanto por la eliminación de su hábitat como por la aplicación de agroquímicos.

 

En otro contexto q nivel económico existen grandes preocupaciones de los pequeños apicultores latinoamericanos de comercio justo con respecto al mercado global de la miel. El primero guarda relación con China, primer productor y exportador de miel en el mundo: “en los últimos años la producción china ha inundado los mercados”, ya que el llamado gigante asiático ha desarrollado una tecnología que retira de la miel el contenido de polen, le añade mucha fructosa, le cambia el color y otras especificidades; fabricando miel a la medida del cliente y a un precio muy inferior respecto al precio de mercado. Este gran volumen a bajo costo está perjudicando a productores de Europa, Estados Unidos y América Latina; los actores del mercado están conscientes, porque finalmente están comprando el producto adulterado, perjudicando la actividad apícola en muchos países.

 

A nivel social el reto es la creación de  redes y asociaciones de productores y comerciantes, ya que son de fundamental importancia para el desarrollo de la apicultura. Las asociaciones locales ponen a disposición de los apicultores los medios para que den a conocer su trabajo, ejerzan presión a favor de la protección de las abejas, organicen en colectividad la transformación de la miel y tengan acceso al mercado, así como acceso a los resultados de investigaciones recientes y a mejorar sus conocimientos sobre la apicultura.

 

Una actividad apícola competitiva necesita materiales de producción e infraestructuras tales como el transporte, el agua, la energía, las vías, los sistemas de comunicación y las instalaciones. Hay muchas formas de trabajar con las abejas y cosechar la miel, cera y productos derivados. En los proyectos sostenibles de apicultura donde todos los instrumentos se producen y reparan en la localidad, se contribuye al sistema de vida y desarrollo de otras personas de la comunidad. La apicultura permite el progreso del sistema de vida y desarrollo de muchos sectores diferentes de la sociedad, incluyendo a vendedores urbanos y rurales, carpinteros que fabrican las colmenas, los sastres que producen los velos, vestimentas protectoras, guantes y todos los que fabrican y venden envases.

 

Como se pudo observar la apicultura actual enfrenta importantes desafíos que a diferencia de otras actividad esta en particular posee mayor relevancia por su capacidad integradora donde ayuda a la generación de empleos y representa ingresos para las familias rurales. La apicultura va mucho más allá que producir productos, es el sustento de la vida humana.

Fecha

Hora

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
TURISMO

Maldivas ofrecerá turismo de vacunas

El ministro de Turismo de Maldivas, Abdulla Mausoom declaró al canal estadounidense CNBC, que prevé reactivar el turismo ofreciendo a los visitantes la vacunación contra la Covid-19

Agroclasificados

Solicitamos personal obrero

Enviar los interesados su Curriculum Vitae al correo: urveducr@hotmail.com o llamar al Cel. +57 9990087014