El agroturismo se refiere a cualquier tipo de vacaciones en el campo. La elaboración del programa en torno a la vida en el campo depende del viaje específico. Por ejemplo, se puede destacar el componente gastronómico: comer alimentos ecológicos, degustar platos y bebidas tradicionales; o cultural: museos etnográficos, fiestas populares, estudio de ritos y folclore.

Aunque la parte más importante del agroturismo está relacionada con el trabajo. Se trata de la participación personal de los turistas en el trabajo rural, así como de la comprensión del modo de vida local. De hecho, ¿qué es la vida en la naturaleza sin la agricultura y la artesanía? Hay trabajo para todos los gustos: recoger la cosecha en jardines y huertos, vigilar los establos y el colmenar, pastorear ovejas y pescar. Se puede decir que hay un trabajo para todo el mundo, incluso si es la primera vez que se va al campo y no se está acostumbrado al trabajo físico.

Actividades que se realizan en el agroturismo

El agroturismo combina varios tipos de actividades recreativas culturales y ancestrales:

  • El alojamiento en fincas privadas y en granjas.
  • Visitas gastronómicas con degustación de platos de productos ecológicos.
  • Participación en el trabajo agrícola.
  • Visitas étnicas: conocimiento de la historia y la cultura locales.
  • viajes a los bosques, recogida de setas y bayas, caza, pesca.
  • Montar a caballo.

En cambio, todo tipo de actividades recreativas rurales suelen combinarse en el marco de una granja o finca, lo que permite atraer a más huéspedes.

Cómo practicar el agroturismo

Para comprender mejor qué es el agroturismo, te mostramos a continuación una lista con las actividades más habituales:

  • Visitas o estancias en granjas, en casas rurales o en instalaciones donde se puede estar en contacto con el ganado. Ordeñar vacas, pasear en pony, esquilar ovejas, recoger huevos o dar de comer a los animales son ejemplos de lo que aquí se puede hacer
  • Cultivar o recolectar en campos agrícolas: labrar la tierra en un tractor, segar o regar un huerto entran dentro de las propuestas
  • Cuidados de un viñedo: sería un subtipo del anterior punto, pero dada su gran difusión y éxito, ha dado lugar a un turismo temático que ya hemos tratado en artículos anteriores, el enoturismo. La vendimia es uno de los planes estrella al respecto
  • Recolección de setas: al igual que el enoturismo, ha desarrollado un tipo de turismo propio, el micológico. En estrecho contacto con la naturaleza
  • Pesca, ya sea fluvial o marítima
  • Fiestas populares ligadas a las actividades tradicionales, a menudo encuadradas en las denominadas ‘ferias medievales’

Degustación de productos ecológicos

En las visitas a los pueblos el líder indiscutible será el viaje gastronómico. Ya que es el tipo de destino vacacional al que se acude para degustar determinados platos, productos y conocer las peculiaridades de su preparación. Lo más interesante son las granjas que ofrecen sus propios productos naturales y ecológicos. Esto se aplica a las verduras, la fruta, la leche, la carne y el pan. Algunos turistas quieren participar en el cultivo y en la cocina. Los organizadores del viaje deben considerar si habrá tal oportunidad para los invitados.

La esencia del agroturismo

El agroturismo son unas vacaciones en el campo, que implican la oportunidad de trabajar en el jardín o el huerto. Evidentemente, un agroturista no está obligado a dedicarse al trabajo campesino, si él mismo no lo desea. Sin embargo, gracias a esta actividad, puede sentir la plena unidad con la naturaleza y escapar de las preocupaciones, así como de las obsesiones urbanas.

Beneficios del agroturismo

Aislarse en silencio en perfecta armonía con la naturaleza es el sueño de cualquiera que esté cansado del rápido ritmo de vida de la ciudad. Es posible, al menos durante un tiempo, olvidarse del trabajo, de las obligaciones diarias, del transporte público, de los atascos, de las multitudes y de las colas.

Para la mayoría de los agroturistas es una oportunidad de entrar en contacto con la vida, la cultura, el folklore y las tradiciones de su propio país, que aún se conservan en los pueblos.

En países como España e Italia, los aficionados al agroturismo ayudan a los lugareños en sus actividades vitivinícolas. En Polonia, los agroturistas cuidan de los caballos y participan en paseos a caballo. En Alemania, los agricultores ofrecen a sus invitados la posibilidad de hacer de pastores.

Razones por la cual los turistas eligen esta nueva modalidad

Las razones del desarrollo del turismo rural son factores sociales y económicos. Para la economía, el agroturismo es importante como ingreso adicional y apoyo a los agricultores, que con el desarrollo de las grandes ciudades han perdido su atractivo y, en consecuencia, sus ingresos. Los agricultores tienen ahora la oportunidad de ganar dinero de esta manera.

Los turistas que renuncian a la idea de pasar sus vacaciones en un hotel junto al mar, y quieren unas vacaciones activas y poco convencionales, suelen elegir el turismo rural. No todas las vacaciones son de playa, compras y fiestas ruidosas. Muchas personas, cansadas de la vida en la ciudad, anhelan un simple descanso en la naturaleza, en silencio y con calma, para respirar aire fresco y comer alimentos ecológicos.

Autor: Lcdo. Jesús Mosquera

Fecha

Hora

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
General

La ecoproducción de huevos

Tanto la producción de huevos como la de carne de cerdo por años se han consolidado bajo  sistemas intensivos en jaulas o galpones cada vez

Reportajes Agro Inversión

Cría de cabras: Rentable sin tener que asumir altos costos

La caprinocultura es tan variada y flexible que además de ser una actividad que se puede desarrollar en cualquier clima, es rentable incluso con un solo animal pues no se requiere de una inversión c

Reportajes Agro Inversión

Como obtener dinero a partir de la cunicultura

Está comprobado que el negocio de crianza de conejos produce buenas ganancias. En los últimos años, el consumo de carne de conejo ha aumentado considerablemente, asegurando